La salud mental en la actualidad

El Economista, publicó un artículo sobre salud mental de estudiantes ante COVID-19, en donde retoma temas de suma importancia y nos da un listado de síntomas para buscar ayuda profesional que, a mi parecer, todos deberíamos tener o al menos tener en cuenta.

Siempre he considerado que la salud emocional, es algo verdaderamente importante a lo que no le prestamos la atención necesaria.

Y es que, me parece increíble el número de casos por trastornos emocionales, así como de personas con ansiedad, estrés, depresión, e incluso, casos de suicidio que van desde los 9 años o menos. Sinceramente, no me cabe en la cabeza que una niña o niño de 9 años, considere tan siquiera quitarse la vida, yo a esa edad estaba preocupada por no perderme un solo capítulo de mi caricatura favorita, por conseguir el juguete de moda, por aprenderme una canción que estaba en la tele, jamás pensé en quitarme la vida y, es algo que, en definitiva agradezco no haber pensando hasta el día de hoy, por difícil que se haya puesto mi entorno, mi familia y mi trabajo.

El que no me haya pasado por la cabeza una situación así, no me hace ajena a mirar la realidad que cada vez vivimos más y más jóvenes, no significa que adultos, adultos mayores y otros sectores de la población, no lo vivan. Sin embargo, decidí enfocarme en quienes estamos en este momento comenzando una vida amorosa más seria, terminando nuestros estudios y luchando con una sociedad que no decide si somos muy poca cosa o vamos a revolucionar el mundo.

Soy una persona sociable, me encanta descubrir la diversidad de carácteres que habitan en la gente que me rodea, soy directa, honesta, trabajadora y busco dejar algún impacto positivo en los lugares que me dan la oportunidad de brindar un poco de mí, así que buscando esta misma convivencia, me he encontrado con muchas y muchos como yo, que no terminan de descubrir qué quieren, para dónde van, qué les gusta y a qué piensan dedicar su vida, eso inevitablemente me angustia y me es imposible no ligarlo con el tema de la salud mental.

Mientras crecía, tenía cercano a mi a quienes me exigían obedecer ciertas reglas, cumplir con obligaciones, acatar horarios, respetar a mis mayores y en su momento consideraba que esto era demasiado exigente y hasta incomprensible, pero después de comenzar mi vida laboral y de conocer a muchas personas que no encuentran su pasión en nada, agradezco infinitamente que siempre se me haya impulsado a tener metas, sueños y objetivos ya que eso, creo que definitivamente hace la diferencia en nuestra generación y las que vienen.

Claro que he pasado noches sin dormir, he llorado de miedo por no saber lo que sigue, he pensado que no voy a lograr salir adelante, he roto relaciones y me he frustrado enormemente, pero nunca lo suficiente como para renunciar a aquello que me he propuesto. Así que, al ver a tantos sin rumbo fijo pienso que los amigos, las familias, las escuelas y hoy en día también los trabajos, deberíamos tener de cabecera apoyo emocional, a veces solo para ser escuchados, otras tantas para ser guiados, en las aulas para ser inspirados y en las casas para no perder el rumbo.

En lo personal, creo que estamos carentes de empatía, hemos dejado de interesarnos en nuestros semejantes y eso resulta en la ausencia de redes de apoyo que le den sentido y nos permitan salir de los momentos de crisis. 

Esto no quiere decir que todos debamos llevarnos de maravilla, sino que todos debemos ser un poco más cautelosos cuando se trata de juzgar a los demás y cuando pasamos de largo al ver que alguien no la está pasando bien.

No olvidemos que a veces el preguntar: ¿cómo estás?, ¿necesitas algo?, ¿quieres platicar?, puede ser la enorme diferencia entre alguien que ha pensado en hacerse daño.

Todos podemos aportar algo para este cambio, cosas tan banales hoy, pueden tener un peso mayor de lo que nos imaginamos el día de mañana. Siéntanse seguros de buscar ayuda.

Tomé una semana para investigar sobre temas relevantes, algo que me llamó la atención pues, honestamente siento que es un tema de foco rojo para todos y que pocos lo tomamos así, es la “Salud Mental”, más en estos tiempos de COVID, donde los hábitos, conocimientos y la vida como tal, nos cambió a todos.

La primera plática que tuve, fue con una psicóloga muy cercana y querida para mi. Lo primero que me contó, fue que le parecía increíble la cantidad de personas que comenzaron a buscar terapia después del confinamiento que hemos vivido; muchos de estos, con temas sobre familiares que generaron una depresión brutal, personas cercanas a la muerte por COVID y otras por suicidio.

[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

Contacto

Let us tell your
story with data.

¿Cómo podemos
ayudarte?

  • Formato de fecha:MM barra DD barra AAAA
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.